Mirando hacia atrás

reloj

Hoy me he encontrado con mi yo del pasado.

Se que suena algo improbable pero es mas posible de lo que crees, no necesitas un Delorean, una cabina policíaca o una máquina estrafalaria que lleva grabada la palabra esperanza para encontrártelo, simplemente aparecerá, no hay aparato que pueda forzar ese encuentro si no que tarde o temprano ocurrirá.

La primera reacción como cabría esperar es pura incredulidad, el parecido era notable pero había sutiles diferencias, no en el físico ni en las ropas sino en el propio rostro, uno era mas alegre, parecía tener una madurez quizá impropia en comparación con otros de su quinta pero eso no quitaba que sus ojos reflejaban ignorancia.
No es que los míos fuesen a reflejar un premio Nobel pero si lucían mas experiencia, una experiencia que parecía solapar el brillo que estos emitían en antaño junto a unas ojeras imperceptibles de lejos pero imborrables por mucho descanso que recibieran.

Parecía que esa mirada con un silencio incomodo como sintonía musical iba a ser todo, era lo normal pues aunque ambos estábamos interesados en esta extraña situación nunca hemos destacado en nuestro aspecto sociable y menos con desconocidos por muy parecidos que fuésemos.

Por suerte para mi otro yo, los años que nos diferenciaban me habían enseñado que aunque no busques amistades no puedes simplemente ignorar todo lo que te rodea, se hace algo mas pesado de llevar en cuanto vas acumulando decenas de personas que si de ti dependiera no volverías a tratar en tu vida día tras día pero por eso mismo vas cogiendo soltura en hacerlo y si había alguna ocasión para poner en práctica esa habilidad para socializar era ese momento.

“Hey, ¿Que extraño resulta que nos parezcamos tanto verdad? Es como si fuésemos primos lejanos” – dije mientras soltaba una ligera risa, una risa prefabricada que me ayudaba en esas ocasiones a parecer que algo me hacía gracia ya fuera en un intento de agradar o de seguir alguna conversación que no podría interesarme lo mas mínimo.

Mi otro yo puso mala cara, algo normal ya que no era nada raro que lejos de ser alguien sociable, sentía cada sonrisa o carcajada como si fuese una burla, un sarcasmo en busca de molestar a alguien que por falta de valía o de interacciones sociales pudiese defenderse o rebatir, por suerte para mi sabía que decir para intentar ganar su interés, algo de lo que carecía mucho mi yo del pasado:

“Lo raro sería que tuviésemos los mismos gustos ya que coincidir en que nos guste los juegos de Mario o series como One Piece sería extraño ¿verdad?”

La cara le cambio, una pequeña pregunta como que personaje favorito tenía de One Piece era mas que suficiente para saber que ya me tenía pillado y aunque One Piece fallase, Mario al acompañarme desde que tengo uso de habla sabía que no me fallaría proceda del año que proceda.

cafeteria.jpg

No tenía muy claro que hacer, esta situación podría suponer una oportunidad para enfocarme a mi mismo sobre las decisiones a tomar, cuanto mas conseguía hacerle hablar mas podía situarme en el tiempo del que procedía y por tanto, tener una ligera idea de que le tocaría afrontar, era obvio que estaba pasando por su primer año en el instituto, pobre desgraciado, no sabe la fortuna y la desgracia a partes iguales que va tener en ese lugar.

Poco después de que descubriese que teníamos el mismo nombre empezó a atar cabos y termino por preguntarme si yo era el, ha tardado en darse cuenta menos tiempo que yo pero cuando eres un niño que en base de investigación y razonamiento logras destapar el pastel sobre los reyes magos y el ratoncito Perez sin que nadie te lo destripase estaba claro que iba acabar dándose cuenta.

Lo que sucedió era algo común que hemos visto en las películas y sale a relucir en toda persona, sea quien sea, la avalancha de preguntas sobre cosas de mi presente, su futuro y sobre si algún cambio en la línea temporal cambiaría algo, ¿Como explicarle algo que no entiendo?
A mi yo del pasado el evadir preguntas o responder con un no lo se significa en su cabeza de oscuridad y desconfianza que estoy guardando algún secreto o que tramo algo, algo obviamente en su contra, por suerte para mi, la mentira es un arte que he perfeccionado años después de comenzar el instituto y por tanto pude colarle con una explicación sobre que cuanto menos supiese mejor y mediante el ejemplo de una pequeña cuerda soltarme el discurso mas incoherente de mi vida sobre viajes en el tiempo, usando referencias de series que se que no he visto de ser necesario.

Entonces me empezó a preguntar sobre algunos conocidos que aunque el sabía que no podría revelarle información sobre su futuro se sintió muy bien, yo saboreaba con nostalgia esos grandes momentos que el viviera hace muy pocos días y me reía de cosas que incluso había olvidado, yo lo veía como el reencuentro con un viejo amigo y el lo veía como una persona con la que finalmente podía compartir información sin miedo a ser juzgado, ridiculizado o ignorado a lo que dijese.

El tiempo pasó y empezamos a notar como cada uno tenía que regresar a sus obligaciones tanto pasadas como futuras pero antes de marchar el me dijo:
“¿Realmente no querrías cambiar nada? ¿Alguna cosa de la que te arrepientas y que si me dijeras podría cambiar? No puedo creerte si me dices que no piensas en lo que pudo pasar si hubieses actuado diferente.”

Me hizo dudar el condenado chiquillo pero aunque tentado a lo contrario supe exactamente que responder:

“¿Que si pienso en que habría pasado si hubiese tomado otras decisiones? Claro, son pensamientos que de vez en cuando me aparecen en mente, como si orbitasen alrededor de mi cabeza y solo fuera consciente de su existencia cuando pasan por delante de mis ojos, pero ni por asomo cambiaría esos momentos, ni los malos ni los buenos.
Soy lo que he llegado a ser por esa colección de sucesos, puede que me arrepienta de algunas decisiones o de como me he comportado pero son parte de una escalera para llegar hasta donde he llegado, no será un camino fácil y te vas a tropezar unas cuantas veces, yo aún me tropiezo todavía pero cada vez las caídas duelen menos.
Si te dijese todo lo que se y actuases en consecuencia llegarías hasta donde estoy yo con una falsa seguridad de victoria que para cuando llegasen esos problemas que yo aún no puedo ver te dieses tal golpe que descendieses como yo nunca he descendido.

Puede parecer que buscaba aconsejarte pero esta mirada atrás no fue mas que para ver el camino recorrido y visitar viejos momentos que el ajetreado presente no me deja disfrutar, este pequeño tiempo de paz nos ha venido bien pero ni debo cambiarte ni debes cambiar por mi visita, la mejor prueba de ello es que yo no recuerdo este momento en el pasado y eso me tranquiliza pues esta anécdota no quedará mas que una tontería que salvo unos días de reflexión antes de ir a dormir terminara desapareciendo.

Es posible que nos volvamos a ver, ya que aunque no lo busquemos en ocasiones puede surgir que nos encontremos con nuestro yo del pasado y espero que en esa circunstancia se pueda pasar un rato tan agradable como el que hemos pasado tu y yo.”

Y cuando me quise dar cuenta ya no estaba el allí, el yo que ahora me miraba fijamente ya no era una versión mas joven de mi, era mi yo actual con aquellas ojeras los ojos menos brillantes, el yo que reflejaba el espejo.
Ahora que he mirado hacia atrás por un instante, es momento de seguir mirando al frente, subir esas escaleras que llevamos subiendo años y años para que la próxima vez que echamos la vista al recorrido, este sea tan largo que pueda hacernos sentir vértigo por su altura pero que nos haga sonreír y recuperar algo de ese brillo que cada escalón vamos necesitando mas y mas.

Espejo_roto

Anuncios

Un pensamiento en “Mirando hacia atrás

  1. Pingback: Horrocruxes | Efecto Muaré

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s